Jorge Augusto Zelada
El mejor escarbadientes...
Hoy no quiero hablar de política, sino de un descubrimiento extraordinario... ¿Vió como los escarbadientes son a veces inútiles para sacar restos de carne que se adhieren a los entredientes como rémoras al barco? El hilo dental tampoco resulta... ¿Y entonces? Entonces viene a la salvación de sus dientes la chapita de acero de cualquier afeitadora desechable de una sola hoja... Es la perfecta solución: su grosor permite penetrar en los intersticios más pequeños, es fuerte y enérgica, saca todos los restos de comida... Debe desarmar una afeitadora desechada con mucho ciudado, o someterla a la acción del fuego. Luego, con una lima de uñas, le saca todo el resto de filo que tenga, manejándola con cuidado, hasta que se acostumbre... Tiene hasta dos agujeros que le permiten colgarla de un clavo, al lado de su cepillo de dientes... Ver www.oparei.com
oparei@oparei.com
El mejor escarbadientes...