Jorge Augusto Zelada
¿Por qué no cárceles privadas?...
Vivimos en una sociedad muy violenta. A la violencia de los asaltantes, la "gente normal" responde con cárceles públicas sobrepobladas, donde el hacinamiento es la norma. Los presos deben sufrir no sólo la pérdida de su libertad y su intimidad, sino también el calor y ese tictac del tiempo, que no pasa nunca. Dice la Constitución que las cárceles no son para el sufrimiento de los reos sino instituciones que buscan rehabilitarlos e insertarlos de nuevo en la sociedad... Nada más lejos de la realidad... En una cárcel privada hay que trabajar 8 horas diarias para pagar la pensión. El preso se acostumbra al trabajo y luego de su liberación sólo debe seguir la rutina. Si no sabe ningún oficio se le enseña en tres meses y ya está en condiciones de ganarse la vida: Puede recibir diariamente a su familia, como en una pensión... ¡ Hagámos algo por la salud mental de nuestros presos ! . Ellos nos agradecerán con la reincorporación a la sociedad de la que nunca debieron salir ! ... Ver www.oparei.com
oparei@oparei.com
¿Por qué no cárceles privadas?...