Jorge Augusto Zelada
Vos querés una Patria libertaria, como yo...
Donde se pague un 5% de impuesto, y no el 50, como cobra el gobierno estatista, con el pretexto de "redistribuir la riqueza", y llena de burócratas este país. Por treinta años los argentinos estuvimos terceros en estándar de vida para el pueblo. Primero estaba EE.UU. y segundo Gran Bretaña, que eran también sociedades libertarias en aquellos tiempos. En tercer lugar ya estaba la Argentina, también libertaria, donde se pagaba un impuesto total del 5% del PBI de la época, nada más. Era como si en la actualidad, que pagamos un total de 50% de impuesto, tuviéramos dos sueldos en lugar de uno, y una plena ocupación. No había hospitales públicos, pero sí hospitales para pobres, a cargo de sociedades de beneficiencia. La sociedad estaba organizándose para operar obras sociales pagas, pero de bajo precio, como tienen los sindicatos y el Gobierno Limitado pagaba las becas de unos mil estudiantes pobres pero con excelentes calificaciones. No era aún el mundo perfecto, pero rumbeábamos hacia él, cuando vino la idea estatista en el mundo entero. El Estado se hacía cargo de todo: Salud, Estudios Superiores, Trenes, Colectivos, Puentes, Caminos; Luz Eléctrica, Petróleo, Agua, Teléfonos, Transpote Aéreo, Aeropuertos, Buques, Puertos, etc. etc. El Estado es mal administrador por excelencia. Administraba todo y todo lo hacía mal. En Europa y Estados Unidos surgió la idea del Estado de Bienestar Social, que está asfixiando en la actualidad a Grecia, Portugal, Irlanda, España, Italia... Estados Unidos está cada vez peor: Debe tanto que no sabe qué hacer. La idea estatista está fundiendo al mundo. Debe prohibirse por Constitución que los gobiernos puedan pedir prestado plata. Vivir con lo nuestro o renunciar. Dejar a la iniciativa privada cubrir las necesidades de la gente. Pueden hacerse por concesión obras públicas, donde el Estado sólo autorice la erección de un puente, que se pagará por peaje, una partecita del cual es del Estado, como una partecita del boleto para trenes, aviones, colectivos, etc. El Estado debe volver a ser administrador de la Justicia, la libertad individual, la seguridad y otras cosas que no pueden estar en manos privadas, como por ejemplo escuelas primarias para niños, de tres a doce años, con desayuno, almuerzo y merienda a cargo de la escuela, para terminar con la desnutrición y el mal comer... Es preciso que luchemos por una Patria libertaria, llena de pymes, industrias, comercio libre, con un desempleo cercano al cero, y gente feliz, con ánimo, con deseos de estudiar o trabajar. Gente feliz y respetuosa, como no se ve ahora en la Argentina...Ver www.oparei.com

KUNDO KUN COLABORA DE NUEVO:

Esto lo escribió un amigo, que vive en Córdoba:

A todos, ¿Que nos pasa? Una sensación de impotencia, de frustración y abatimiento nos noqueó. En muchas reuniones privadas, en el trabajo, en la calle, en los trenes, se comenta. Pero siempre en privado. Ya parece no quedar nada del orgullo de ser argentino. Y no es la economía. Ni siquiera el caso Ciccone. No se trata de Moreno y su avasallamiento tercermundista. El problema no es el tren de Once y los 52 hermanos que murieron. Ni tampoco el uso de las reservas. No se trata del paro de los maestros, ni el indec. El problema es otro. Estamos perdiendo en silencio a nuestra Argentina . La metamorfosis es brutal. El país que tenemos hoy no es el que imaginamos, y el país de mañana será mucho peor de lo que imaginamos. No hay respeto. No hay educación. No hay diálogo. El narcotráfico avanza sin escollos. La búsqueda de la excelencia se abandonó por completo. Nos acostumbramos al atropello del poder político, al patoterismo. A corto plazo sin una visión de país que nos ilusione. Que nos enamore. ¿Qué queremos? Volver a sentir orgullo de ser argentino. Viajar seguro. Ver un desarrollo cultural sostenido. Transitar por las calles sin piquetes. Escuchar a un presidente conectado con el mundo. Decidir qué comprar. Qué libros leer. Comprar dólares. O no. Respetar al maestro. Los delincuentes presos. Estadistas conduciendo al país. Calma y paz. No odios y crispación....
oparei@oparei.com
Vos querés una Patria libertaria, como yo...