Jorge Augusto Zelada
CROMAÑÓN Y LA NUEVA UTOPÍA DE LA SEGURIDAD PERFECTA.
Ya la gente parece no aceptar que en este “valle de lágrimas” los accidentes ocurren, simplemente. Después del desastre viene inmediatamente la búsqueda de un culpable, a quien desean linchar. Y cómo se determina la culpabilidad del reo ? Fácil ! Siempre es el propietario !
Comprendo que las víctimas y sus familiares reaccionen intempestivamente y se dejen llevar por un facilismo de corte infantil, pero ¿ y los periodistas ?. Personas que uno considera de intelecto superior y con capacidad de razonamiento equilibrado ! Sin embargo casi por unanimidad adhieren a la "sentencia" popular y claman contra la "impunidad" que significaría, según dicen, que el imputado espere en libertad el inicio de su juzgamiento ! No importa que la Constitución diga que todo ciudadano es inocente hasta que un tribunal competente lo declare culpable !
Parece tan fácil de entender que el propietario es una de las principales víctimas de la tragedia ! De ser un exitoso empresario, rico, apreciado por sus amigos y clientes, de la noche a la mañana pasa a ser un paria social, quebrado, perseguido judicialmente y por sus fantasmas de horror y sangre !
¡ Ay de los vencidos !


JORGE AUGUSTO ZELADA

oparei@oparei.com
CROMAÑÓN Y LA NUEVA UTOPÍA DE LA SEGURIDAD PERFECTA.