Jorge Augusto Zelada
EL MERCOSUR DE LA GENTE
Ahora que le dimos un portazo al ALCA, es tiempo de definiciones para el Mercosur, o el paciente se nos muere. Una integración de pueblos debe hacerse con valentía y decisión, como hicieron los padres de la patria en las luchas por la emancipación americana, y no con lloriqueos de burócratas, que siempre le encuentran el "sí, pero" a todo...
El Tratado de Asunción, que da nacimiento al Mercosur, dice claramente: "Libre circulación de personas, bienes y servicios", y la única manera de lograr esto es anulando toda aduana interna o controles allí. Y al decir esto digo que no quiero ver ningún gendarme bigotudo por las cercanías, ni mucho menos algún funcionario de migraciones, aduanero, policía. Nada! Quiero pasar tan libremente como lo hago cuando paso de Santa Fe a Córdoba, por ejemplo.
Los controles deben estar exclusivamente en las aduanas de extrazona -que serán las únicas que existirán ya- donde fiscalizarán juntos funcionarios de todos los países miembros, conectados por internet a sus centrales y a una página web donde quedarán asentadas todas las operaciones de comercio exterior.
Este es el único Mercosur que puede competir con ventajas ante el ALCA, un gigante que recién comienza a crecer!
Debemos integrarnos en serio, sin restricciones burocráticas de ninguna clase. Dejar que la gente venga, vaya, comercie, contrate, canjee... Es la gente la que comercia entre sí, y no los Estados. Debemos echar los cimientos para construir la Patria Grande, latinoamericana, esa que algún día se extenderá desde México hasta Tierra del Fuego !

JORGE AUGUSTO ZELADA
oparei@oparei.com
EL MERCOSUR DE LA GENTE