Jorge Augusto Zelada
ASUNCIÓN: Ciudad-Luz
¿ Se imagina usted a nuestra querida Asunción convertida en la capital mejor iluminada del mundo, no sólo en la parte céntrica sino en todas y cada una de sus calles ? Naturalmente que una iluminación tan buena implicará automáticamente una disminución dramática de los índices de robo, asaltos, patoterismo, fracturas por caída, ataques de perros e, inclusive, presencia escandalosa de nuestros ya folclóricos travestis. Luz y delito no suelen llevarse bien, así que es de esperarse un sustancial mejoramiento de la seguridad pública y tranquilidad de los propietarios.

FIAT LUX

Nuestra propuesta es bien simple y realizable: Una ordenanza municipal que obligue a cada propietario a iluminar el frente de su casa, terreno, comercio, depósito, oficina o lo que fuere, a razón de un tubo fluorescente de 40 vatios, mínimo, por cada 12 metros o fracción, colocado sobre la vereda a una altura de tres metros. Usted habrá notado que algunos comercios, en particular, ya utilizan este tipo de iluminación y logran un nivel lumínico que brinda seguridad y protección, tanto a sus propiedades como a los peatones ¿ Se imagina lo que serán unos veinte tubos fluorescentes por cuadra ?

Naturalmente que la luz fluorescente podrá ser sustituida por farolitos, apliques, guirnaldas o lo que fuere que el decorador sugiera, pero manteniendo el nivel de luminosidad exigido, y en ese sentido es bueno recordar que un tubo fluorescente equivale a unos 150 vatios de luz incandescente; es decir, unos cuatro farolitos con un foco de 40 w. cada uno. Eso sí: la iluminación debe estar en el frente, sobre la vereda, a unos tres metros de altura para que no moleste la vista...

¿ Seremos capaces de hacer de Asunción una ciudad-luz, como nuestros abuelos le llamaban a París ?

Como ya lo dijimos en un artículo anterior: Son todas ventajas, excepto por una cosa: No se ha visto ni en Japón, ni en Europa, ni en Estados Unidos. Es una idea sudamericana, que será absurda hasta que los gringos la desarrollen...

¿ O no ? ¡¿ Por fin no ?!

Jorge Augusto Zelada
oparei@oparei.com
ASUNCIÓN: Ciudad-Luz