Jorge Augusto Zelada
Una novela futurista... Capítulo DOS.
UNA NOVELA FUTURISTA... Capítulo DOS.
No es fácil ser un fantasma... Al principio te tirás a las sillas como lo hacías cuando eras humano, únicamente para dar con tus ¿huesos? entre las patas de la silla... Te queda una remembranza del golpe que te darías si fueras un hombre. Poco a poco vas aprendiendo a caminar, apoyarte en las paredes y acostarte en una cama... Te queda el berretín humano de acostarte en una cama para dormir, siendo que podrías hacerlo en cualquier sitio... Con mi tataranieto Facundo Zelada llegamos a la conclusión que era más fácil instruirme a mí sobre la vida quinientos años después de mi muerte y no al revés. Ellos sabían bastante sobre nuestro estilo de vida, sacado sobre todo de Internet, y yo ignoraba por completo la vida futura, algo totalmente distinto a los capítulos de Futurama... Ver www.oparei.com
oparei@oparei.com
Una novela futurista... Capítulo DOS.